miércoles, 15 de julio de 2015

Bálsamo para golpes y picaduras de mosquitos. El mejor remedio natural.


Todo surgió el verano pasado cuando los mosquitos se apoderaron de mis pies, las noches siguientes no podía dormir del picor y durante el día iba rabiando, porque el roce del zapato con las picaduras era infernal, después de probar todo lo típico (vinagre, after-bite, talquistina....) la cosa no mejoraba demasiado, así que me decidí a trabajar y así salió este elixir que además funciona cuando lo aplicas en un moratón o cuando te acabas de dar un golpe.

He de decir que de todos los productos que he probado, este bálsamo es lo mejor con diferencia, al principio cuando te lo pones en la picadura sigue picándote unos minutos, pero después, ya no vuelve a picarte más! como mucho necesitarás una segunda aplicación.

Voy a explicaros los pasos para hacer el bálsamo infalible para las picadas de los mosquitos y para los golpes.


En primer lugar haremos el oleato y necesitaremos:


- 400ml. de aceite de oliva 

- 20gr. de flor de árnica (en hierbas)

- 25gr. de harpagofito (en hierbas)

- 25gr, de Manzanilla (en hierbas)





Añadiremos unos 400 mililitros aproximadamente de aceite de oliva en una botella de cristal y a este aceite le añadiremos todas las hierbas ( la árnica, el harpagofito y la manzanilla). Esta mezcla debe estar 20 días o más, para que el aceite se impregne de la esencia de las plantas, a partir de los 20 días (mejor dejar 40 días)  ya podemos separar las hierbas del aceite y ya tendremos nuestro oleato para golpes y picaduras!

Lo puedes dosificar en un bote de spray o para llevar en el bolso en un práctico roll-on.



También puedes convertirlo en solido que es mucho más higiénico y mejor para aplicar, seguimos con la receta:

- 6gr. de manteca de karité

- 5gr. de manteca de cacao

- 4gr. de cera de abejas

- 10gr. de nuestro oleato fabricado anteriormente 






Pesamos todos los ingredientes (el aceite también) y los ponemos todos en pequeño cazo al baño maría o a fuego muy bajo hasta que todas las mantecas y la cera estén desechas y mezcladas con el aceite, lo retiramos del fuego y mezclamos bien, inmediatamente lo ponemos en el stick, o en la lata o donde lo vayamos a poner y lo enfriamos en la nevera hasta que solidifique y ya tenemos nuestro útil bálsamo para poder llevarlo a todos los sitios!






Esta receta es apta para todas las personas que no tengan alergia a ninguno de los ingredientes mencionados, incluso para niños.


Si tienes alergia a alguna de las hierbas utilizadas o quieres cambiar algún compuesto de la primera parte de la receta, escríbeme y te daré otra alternativa!





1 comentario: